• Estirar en la oficina

    Uno de los grandes problemas asociados a la inactividad en la actualidad es el trabajo en oficina. Pasar ocho horas sentados frente a un ordenador puede ocasionarnos problemas posturales y musculares, además de dolores de espalda y articulaciones.

    Una jornada completa en una silla y, generalmente, frente a un ordenador, supone muchas horas cada día en la que el cuerpo no realiza ningún tipo de actividad física. Por ello, hoy en nuestro blog os damos algunas recomendaciones que podéis llevar a cabo en la oficina para paliar esos efectos negativos sobre nuestra salud:

    • Cuida tu postura: El consejo más importante es mantener una postura correcta cuando estemos sentados. Permanecer largas jornadas en una mala postura supone “castigar” a nuestro cuerpo a nivel físico. Para conseguir la postura adecuada, mantén la espalda recta con los hombros hacia atrás. Además, es importante que, si trabajas con un ordenador, la pantalla de este esté situada al nivel de la vista o un poquito más bajo, ya que si está mucho más bajo tendrás que bajar la cabeza perjudicando la posición del cuello y pudiendo causar problemas en las cervicales. Además, la mesa tiene que estar a la altura correcta para que al escribir no tengamos que arquear la espalda.
    • Estira: La oficina puede convertirse en un lugar perfecto para llevar a cabo estiramientos que nos ayudarán a que los efectos derivados de la inactividad sean menores. Puedes descubrir algunos de estos ejercicios de estiramiento en este vídeo de #ConsejosFEDA:

    • Procura levantarte varias veces: Es importante realizar varios descansos a lo largo de la jornada para estirarnos y activar la circulación. A ser posible, es recomendable que estos descansos sean de al menos cinco o diez minutos por cada 30 o 40 que se pasa sentado. Obviamente, hay ocasiones en los que la carga laboral no permite llevarlos a cabo con esa frecuencia, pero siempre hay que procurar aprovechar unos minutos durante la jornada para levantarse y caminar, aunque sea por la propia oficina.
    • Muévete en el camino: Ya que tienes que permanecer sentado durante ocho horas aprovecha, siempre que te sea posible, para ir o volver del trabajo en bici, andando…
    • Realiza ejercicios que te permita tu posición: Aunque estés sentado o sentada en una silla, puedes llevar a cabo algunos ejercicios como son estirar las piernas, girar los tobillos o hacer presión con tus aductores sujetando algún objeto entre las piernas.
    • Apuesta por una silla de calidad: La silla en la que se lleva a cabo el trabajo es muy importante para minimizar los malos efectos de pasar una jornada laboral sentados. Así, siempre que esté en tu mano, procura trabajar en una silla ergonómica, que sea cómoda y ofrezca apoyo completo de la espalda y zonas específicas como la lumbar.

    Además, es importante que te hidrates frecuentemente para evitar la retención de líquidos y que tu alimentación sea adecuada, así como que, por supuesto, realices ejercicio físico fuera de tu horario laboral.

    Compartir en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

    Etiquetas: , , ,

El sitio web www.feda.net utiliza cookies propias para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal.
Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de Cookies
Modificar su configuración

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar