• ejercicio-fisico-tercera-edad

    Alcanzar la tercera edad no significa, ni mucho menos, resignarse a una vida sedentaria y de inactividad. Las personas mayores se verán beneficiadas también de la práctica de ejercicio físico, ya gocen de un buen estado de salud o tengan problemas generalmente derivados de la edad como artrosis o hipertensión.

    El establecimiento de programas de ejercicio físico en esta edad avanzada ha de estar siempre sujeto a las características de cada persona, por lo que se recomienda que estén desarrollados por profesionales y de manera individualizada.

    Además de a nivel físico, la actividad física también presenta beneficios en las personas mayores a nivel psicológico, permitiéndoles disfrutar de un estilo de vida más activo y dinámico, así como de una ocupación del tiempo libre.

    Otros beneficios que presenta la práctica de ejercicio físico frente al sedentarismo en este colectivo son:

    • Mejora fuerza muscular y la elasticidad.
    • Beneficios a nivel cardiorrespiratorio, siempre que la actividad sea la adecuada teniendo en cuenta las características individuales.
    • Ayuda a controlar la hipertensión.
    • Mejora la movilidad o retrasa el desarrollo de problemas articulares.
    • Disminuye el colesterol.
    • Permite aumentar o mantener la independencia de las personas mayores.

    Contar con profesionales formados específicamente en el acondicionamiento físico para la tercera edad es importante para que el desarrollo de la actividad no conlleve ningún perjuicio. En FEDA ofrecemos esta formación para que nuestros alumnos se conviertan en expertos en esta área.

    Compartir en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

    Etiquetas: , , , , ,