• fresas-cerezas

    La primavera ya está aquí. Tiempo de flores, temperaturas más moderadas, mayor número de horas de sol y nuevos alimentos de temporada que deberías incluir en tu dieta.

    Como ya te hemos comentado, actualmente es posible encontrar en el supermercado la mayor parte de los productos frescos durante todo el año. Sin embargo, es mucho mejor comprarlos y consumirlos cuando son de temporada. Así disfrutaremos de todo su sabor y sus propiedades.

    Te recomendamos, por tanto, algunos alimentos de primavera que debes añadir a tu dieta:

    • Espárragos. En sus dos clases (blancos y trigueros), los espárragos son un producto de primavera. Son muy bajos en calorías, con muy poco aporte de hidratos de carbono. Además, contienen vitaminas A, C, E y diferentes del grupo B y gracias al potasio que poseen, tienen un efecto diurético. También son ricos en ácido fólico y minerales como zinc, hierro, fósforo, calcio o sodio.
    • Zanahoria. Otro de los vegetales de temporada es la zanahoria. Sí, aunque la veamos todos los meses, es aproximadamente a partir de mayo cuando se encuentra en el momento idóneo. Tienen un bajo aporte calórico y de cada 100 gramos, casi 90 son agua. Además también tienen un muy bajo contenido en hidratos de carbono. En cambio, son una gran fuente de vitaminas, aportándonos vitamina C, E y diferentes tipos de B. En las zanahorias también encontramos minerales como sodio, fósforo, calcio, hierro, yodo, potasio o zinc.
    • Cebolla. La temporada de cebollas comienza en el mes de abril. Su principal componente es el agua, que representa el 90%. Su aporte graso es nulo, pero si cuenta con pequeñas cantidades de hidratos de carbono o fibra. Respecto a las calorías, contienen tan solo aproximadamente 25 Kcal por cada 100 gramos, por lo que son un vegetal con muy bajo aporte calórico. Además, cuentan con minerales como hierro, magnesio, calcio o potasio; vitaminas A, B, C y E y un 1% de proteínas vegetales.
    • Albaricoque. Comenzamos con las frutas de temporada hablando del albaricoque. Tiene un alto contenido en vitaminas (principalmente A, B y E) y en minerales como potasio, hierro, calcio, fósforo o magnesio. Además, contiene mucha agua y aporta fibra a nuestro organismo. Su contenido calórico es bajo (unas 40 Kcal por 100 gramos) y cuenta con un ligero aporte de hidratos de carbono.
    • Cerezas. Aproximadamente el 85% del contenido de las cerezas es agua, pero además cuenta con una importante cantidad de minerales como calcio, fósforo o, especialmente, potasio. Aportan a nuestro organismo vitaminas A, B y C y tan solo unas 50 Kcal por cada 100 gramos. Su contenido en hidratos de carbono no es elevado, con unos 12 gramos por cada 100.
    • Fresas. Las fresas (o los fresones) son otra de las frutas de temporada, que ya empezamos a ver en las tiendas. Tienen un reducidísimo contenido en grasas (menos de 0,5 gramos por cada 100), así como un bajo aporte calórico, con unas 33 Kcal por cada 100 gramos. Aportan a nuestro organismo un alto contenido en vitaminas A, C y E, además tienen poder diurético gracias a su gran cantidad de potasio frente a una baja de sodio.
    • Nísperos. Otra de las frutas que podemos encontrar en estos meses es el níspero. Su aporte calórico es bajo, de unas 50 Kcal por cada 100 gramos. En la misma cantidad de nísperos, en cambio, encontramos un alto contenido en potasio, cercano a los 300 miligramos. También contiene otros minerales como calcio, fósforo o hierro. Además, supone un alto aporte de fibra para nuestro organismo, así como de vitaminas A, B y C.
    • Atún. Además del terreno de frutas y verduras, también existen pescados que se encuentran de temporada en primavera. Es el caso del atún. Este pescado azul es rico en ácidos grasos Omega-3, una grasa que ayuda a disminuir los niveles de colesterol. Supone un alto aporte de proteínas de alto valor biológico (cerca de 30 gramos por cada 100 de atún). Pero además, el atún también destaca frente a otros pescados y carnes por su contenido en vitaminas y minerales. Así, nos aporta vitaminas de los grupos B y E y minerales como el magnesio, el fósforo y el selenio.
    • Merluza. A diferencia del atún, la merluza es un pescado blanco y su temporada comienza en abril. Dentro de sus propiedades nutricionales, cabe destacar que su contenido en grasas es bajo (1,8 gramos por cada 100), mientras que resulta rico en proteínas, con unos 12 gramos por cada 100. Su aporte calórico también es escaso, pues supone unas 60 Kcal por cada 100 gramos de merluza. También posee diferentes vitaminas del grupo B, así como minerales entre los que se encuentran el magnesio, el potasio y el fósforo.

    Esta es nuestra lista de alimentos de temporada que no te puedes perder. Y tú, ¿qué producto de primavera incluirías?

    Compartir en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

    Etiquetas: , , ,

El sitio web www.feda.net utiliza cookies propias para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal.
Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee.
Encontrará más información en nuestra Política de Cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar